Sync Rentals

Cómo aumentar tus reservas en temporada baja.

Si quieres aumentar las reservas en temporada baja, tienes que empezar a trabajar ahora. Normalmente las cosas no suceden de un día para otro. Gana a tu competencia empezando ya a trabajar en tu temporada baja.

Automatiza la sincronización de tus calendarios y consigue más reservas sin esfuerzo

Con sólo un clic, los clientes de turoperadores, aerolíneas, redes tradicionales de agencias de viajes y plataformas de empleados en grandes empresas podrían hacer reservas en tu propiedad.

Y sin que tengas que hacer ni pagar nada.

De media, los clientes de estos canales reservan con más antelación, para estancias más largas y cancelan mucho menos.

Sincroniza al instante cada reserva y todos sus cambios en cuanto se produzcan.

Los calendarios de los canales (Airbnb, Booking, …) mostrarán automáticamente y de inmediato los mismos días libres y ocupados.

Modifica un precio e inmediatamente se cambiará en todos los canales (Booking, Airbnb, …)

Sync Rentals aplicará el incremento que quieras para cada uno, así no tienes que preocuparte de las diferentes comisiones.

Poca gente lee las descripciones al completo. Es mucho más fácil utilizar los filtros. Es por eso que es importante que le dediques el tiempo necesario para marcar las casillas de los servicios adicionales que ofrece tu alquiler vacacional.

Esas casillas son luego los filtros que utilizan los clientes para seleccionar la propiedad que reservarán.

Los principales son:

  • Aparcamiento
  • WiFi
  • Aire acondicionado y calefacción
  • Ducha y/o bañera
  • Lavandería
  • Artículos de aseo y papel higiénico
  • Acceso y uso de desinfectante en la propiedad y periodo de espera entre diferentes estancias
  • Ropa de cama, toallas y temperatura a la que se lava la ropa de cama
  • Elementos de seguridad como detector de humo, detector de monóxido de carbono y extintor

En la extranet de Booking.com para propietarios, puedes encontrar una pestaña llamada Quality Rating Score, donde verás qué servicios extra te recomiendan. En Airbnb para anfitriones lo encontrarás en la pestaña Performance.

Adapta tus anuncios

Una foto vale más que mil palabras. Deberías tener preparadas imágenes de tu alojamiento adaptadas a la temporada baja. Por ejemplo, dar más importancia a imágenes de hogar acogedor (chimenea, mantas sobre un sofá, …) que a otras que muestren frescura (ventanas abiertas, sol, …)

Revisa la descripción añadiendo los lugares atractivos que están alrededor de tu alquiler vacacional (parques, zona de tiendas, museos, …).

Define bien cuándo empieza y acaba la temporada baja

No es lo mismo Madrid que Mallorca, pero tampoco es lo mismo una zona de playa en Mallorca que un alquiler vacacional en el centro de la capital.

Parece obvio, pero es mejor aclarar de lo que estamos hablando: Temporada baja es cuando no estás recibiendo casi cada día y tienes el calendario prácticamente lleno.

La temporada baja puede durar meses (para las propiedades abiertas todo el año) o semanas (para las que están abiertas sólo varios meses, típicamente alquileres vacacionales en destinos de playa o de esquí).

Ten en cuenta que dentro de la temporada baja puedes tener fechas con gran demanda por alguna razón (normalmente días festivos, eventos, o fines de semana), para esos días puedes aplicar una tarifa media que esté por debajo de la tarifa máxima que estableces en temporada alta, pero más alta que tu tarifa de temporada baja.

Así que lo primero sería pintar bien tu calendario.

¿Quién es tu huésped ideal?

Es probable que el tipo de huéspedes potencialmente interesados en hacer una reserva en tu alquiler vacacional en temporada alta no sea el mismo que el de temporada baja.

Por ejemplo, las familias. Teniendo en cuenta el calendario escolar, es poco probable que recibas una reserva de dos adultos y dos niños.

No hace falta que intentes imaginar, mira los datos de temporadas pasadas. ¿Quién te reservó? Parejas, personas solas, grupos de amigos, …

Ahora que tienes claro el cuándo y el para quién, estás en mejores condiciones para definir tus estrategias

Revisa las tarifas

Partimos de la base de que tendrás que bajar tus precios. Pero no para todos los días (por ejemplo, quizás los viernes y sábados puedes mantener tarifas medias).

La mejor forma de decidir el punto de partida es primero tener bien claros tus costes ¿a partir de qué precio por noche estás perdiendo dinero? Ten en cuenta todo, desde la luz hasta las horas que le dedicas, pasando por servicios como limpieza de sábanas e impuestos.

Después, analiza tu competencia. Debes tener siempre en tu radar entre 5 y 10 propiedades muy similares a la tuya que estén en la misma zona; con críticas positivas y con el calendario aparentemente ocupado. Estos son los propietarios de alquiler vacacional de tu zona que están teniendo más éxito y de los que puedes aprender.

Haz algunas pruebas de búsqueda (Airbnb funciona muy bien para esto) para ver los precios, no olvides revisar si aplican un extra según la cantidad de huéspedes. También puedes revisar las tarifas de los hoteles que estén a tu alrededor (en Booking compites también con hoteles).

El tercer paso sería analizar la tarifa media de las reservas que tuviste en la temporada baja pasada. ¿Cuánto pagaron tus clientes por alojarse en tu alquiler vacacional?

Comparando estas tres magnitudes, tendrás bastante información para decidir el punto de salida de tus precios. Después, a medida que pase el tiempo, podrás subir o bajar tus tarifas en función de si tienes reservas o no. 

Te resultará más fácil si utilizas un channel manager vacacional como Sync Rentals con el que tendrás sincronizados tus tarifas y evitas perder tiempo entrando en las diferentes plataformas.

Estancia mínima

Dependiendo de tu propiedad, la zona y tu capacidad operativa (quizás no te compensa organizar la entrada y salida para 1 noche porque tienes que desplazarte lejos), la regla general es que en temporada baja la estancia mínima debe ser menor de lo habitual.

Entre semana debería ser lo mínimo asumible para ti, en fin de semana la recomendación sería un mínimo de 2 noches (viernes y sábado).

También puedes añadir un descuento para estancias más largas. Por ejemplo, si en temporada alta tienes un mínimo de 4 noches y lo has bajado a 2 en temporada baja, puedes añadirle un descuento del 10% para reservas de 4 a 7 noches. El objetivo es conseguir que los algoritmos de las plataformas promocionen tu anuncio a los clientes que están buscando estancias largas durante la temporada baja, captando así el máximo posible de volumen de este tipo de reservas.

Con Sync Rentals también puedes sincronizar las estancias mínimas, ahorrando mucho tiempo y esfuerzo.

Adapta tu alquiler vacacional para parejas o personas que viajan solas.

En temporada baja, suele ser más difícil alquilar casas grandes que pequeñas. Las familias no son tan numerosas, mientras que las parejas sin hijos son más la norma.

Las plataformas ofrecen la posibilidad de establecer precios basados en la ocupación.

Es importante que las plataformas tengan la misma lógica de precios. Airbnb sólo permite establecer un precio para la ocupación mínima (por ejemplo, 2 personas) y luego añadir un valor absoluto (no un porcentaje) para huéspedes adicionales.

Booking es mucho más flexible, así que puedes adaptar la lógica de Booking a la de Airbnb.

De esta forma, el precio de salida será más barato aunque complica la operativa, por lo que tendrás que plantearte si te aporta. Personalmente creo que es mejor simplificar y tener un precio único pero bajando las tarifas asumiendo que el número medio de ocupantes será menor. Pero eso depende de cada uno.

Imagen cortesía de Robert Anderson a través de Unsplash

Usamos cookies para ofrecerte una experiencia personalizada y analizar nuestro rendimiento.    Más información
Privacidad