Sync Rentals

airbnb para anfitriones

Airbnb para Anfitriones. Guía definitiva de Gestión Vacacional

Descubre cómo gestionar tu Airbnb para ganar más con tu Alquiler Vacacional.

Airbnb es la plataforma de turismo más importante de los últimos tiempos; un proyecto que ha hecho temblar a la industria hotelera, al mismo tiempo que ha abierto oportunidades de generar ingresos adicionales a personas de todo el mundo, con su facilidad de uso, seguridad y gran capacidad para atraer visitantes, incluso si tienes tan solo una pequeña habitación disponible en casa.

Hemos preparado una guía actualizada para que conozcas de una forma simple qué es, cómo funciona la gestión Airbnb, y cómo puedes aprovechar el furor que esta plataforma de alquiler vacacional ha despertado a nivel global, para convertirte también en un exitoso empresario turístico.

A diferencia de la industria hotelera, que se ha desplomado en tiempos recientes, el alquiler vacacional tiene múltiples cualidades que le han permitido esquivar de mejor forma los desafíos actuales, y día a día sigue ganando terreno en el sector del turismo.

Incluso si ya conoces de qué se trata, aquí hemos recopilado las claves que podrían ayudarte a despegar tu rendimiento.

¿Qué es Airbnb?

Actualmente, cualquier persona con una casa, un apartamento, una casita del árbol o incluso tan solo con una o varias habitaciones disponibles, puede atraer turismo de todo el mundo, bajo un entorno cada vez más seguro y protegido. Además es muy fácil y con múltiples beneficios, además de los económicos.

Se trata de la aplicación más grande a nivel mundial (en clara competencia con Booking.com) para ofrecer espacios de alojamiento, sin necesidad de registrar una empresa, ni complicados trámites, y sólo con la disposición de compartir tus espacios, con personas de todo el mundo.

A continuación, lo que debes saber de esta extraordinaria aplicación.

La historia de Airbnb

Cómo nace el proyecto de alquiler vacacional Airbnb, es una historia muy interesante y particular. A diferencia de otras empresas, no surgió de grandes inversiones procedentes de una mega corporación, sino simplemente del sueño de tres jóvenes que no tenían ni para pagar el alquiler, pero que tuvieron una idea visionaria y la convicción para hacerla realidad.

Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk, eran tres jóvenes estudiantes viviendo en un apartamento alquilado en San Francisco, EEUU. Un buen día les subieron la renta, por lo que Nathan, el ingeniero, decidió mudarse.

Ante las nuevas dificultades para cubrir los gastos, a Brian y Joe, diseñadores, se les ocurrió alquilar la habitación desocupada, para estudiantes que llegarían a la ciudad durante un simposio internacional de diseño. No la tenían acondicionada como hotel, de hecho ni siquiera tenían una cama, por lo que compraron un colchón hinchable, que fue también el que terminaría dándole nombre al proyecto: Airbnb. Aunque al principio le llamaron «Air Bed & Breakfast«.

Su idea fue un éxito, pues además de conseguir visitantes que les ayudaron con los gastos, tuvieron una experiencia interesante a partir de la interacción con ellos, por lo cual se les ocurrió lanzar una plataforma dedicada a esto: Que cualquier persona, pueda pertenecer a cualquier lugar.

Volvieron a contactar con su amigo ingeniero para contarle la idea, y pedirle apoyo en las cuestiones técnicas para lanzar la plataforma digital, con la intención de que cualquier persona pudiera ofrecer espacios de su hogar, o una vivienda completa, con fines turísticos.

Tampoco fue fácil, estuvieron cerca de tirar la toalla tras un año de poco impacto, pero ellos mismos se pusieron un ultimátum y se empezaron a dedicarse a tiempo completo al proyecto. Consiguieron una plaza en la incubadora empresarial YCombinator.

Una acción crucial, fue animarse a conocer en persona a sus anfitriones registrados, de este modo conocieron más acerca de sus inquietudes y preocupaciones, y fortalecieron aspectos clave de la gestión Airbnb: más seguridad, garantías y desde luego herramientas de marketing para hacer más atractivos los anuncios de cada anfitrión.

Poco a poco, el proyecto fue despegando (introducir el registro con Facebook para que los anfitriones pudiesen ver cómo eran los potenciales huéspedes antes de aceptar la reserva, fue de gran utilidad) hasta convertirse en un éxito internacional, que ha provocado todo un terremoto en la industria turística.

Desde luego que han tenido que emprender también una odisea legal para ir cubriendo los requerimientos de cada país, provincias y ciudades, todas diferentes y con características particulares. Aunque lo han logrado con éxito y actualmente Airbnb ofrece alojamientos en más de 200 países alrededor de todo el mundo.

Airbnb alquiler vacacional, ¿cómo funciona?

El sistema es en esencia muy simple; en esta plataforma vacacional por un lado existen los huéspedes, que son personas con perfil registrado, que pueden reservar una estancia en cualquiera de los alojamientos disponibles en todo el planeta.

Y existen los anfitriones, que son quienes ofrecen sus espacios de alojamiento, para que cualquier persona pueda utilizarlo por el tiempo que desee. Como anfitrión, puedes poner tus propias reglas, horarios, tarifas y condiciones.

La gestión Airbnb es bastante sencilla, una persona sube a su cuenta su espacio disponible, especificando cuales son sus características y tarifas, con la posibilidad de hacerlo atractivo con fotografías y demás detalles, tanto del alojamiento, como de la zona.

Tanto el registro de anfitriones, como la publicación de los anuncios en la extranet de Airbnb para promover los espacios de alojamiento son totalmente gratuitos. Y esto permite estar visible para sus más de 4 millones de usuarios, quienes pueden reservar directamente en la plataforma.

La estructura de comisión del anfitrión de Airbnb también es muy sencilla; solamente se cobra una comisión, que puede ser, con cargo al huésped y al anfitrión, o bien, solo a estos últimos, aunque acerca de estos detalles de precios abundaremos más adelante.

Lo relevante aquí, es que no te cuesta nada probar suerte con Airbnb, y simplemente se deducirá una pequeña parte y te harán el ingreso al día siguiente de la llegada del huésped.

La intención es que los visitantes también te dejen el lugar en las mismas condiciones en que lo encontraron, aunque de igual forma puedes aplicar una tarifa de limpieza en Airbnb, para quien no quiera hacerse cargo de esta tarea tras su visita.

Seguridad en la gestión Airbnb

El foco en la seguridad es uno de los factores más importantes que han permitido consolidar a esta plataforma como un éxito global.

Todo huésped debe tener cuenta verificada, y se puede solicitar también que anexen -de forma confidencial- su información de identificación personal. Además, el sistema de calificaciones de huéspedes, aporta también mayor confianza acerca de la fiabilidad de la persona.

De todas formas, como anfitrión puedes aplicar tus propios criterios y reglas, y desde luego usar tu derecho de rechazar reservas de personas que no te parezcan fiables.

Airbnb te ofrece además de forma gratuita, un par de sistemas de protección: un seguro y un programa de garantías, para blindar a los anfitriones de posibles daños o inconvenientes en las estancias, así como también para cubrir sus responsabilidades legales.

Todas las transacciones se realizan a través de la misma plataforma, así que tampoco tienes que preocuparte de cobrar tu al huésped, es un proceso automatizado, rápido y conectado a tu cuenta bancaria.

Airbnb en tiempos del Covid-19

Toda industria relacionada con el turismo se ha visto impactada gravemente por la pandemia del coronavirus; no obstante, a diferencia del sector hotelero, en Airbnb el impacto parece que ha sido menor, y la reactivación de igual forma está siendo más rápida.

Actualmente la mayoría de personas prefieren alojarse en un domicilio particular, donde pueden estar en total aislamiento si quieren, antes que acudir a un hotel con cientos de personas, entre huéspedes y personal.

Además, la plataforma ofrece una serie de medidas y recomendaciones para proteger tu integridad como anfitrión y la de tus huéspedes gracias a las nuevas políticas de limpieza de Airbnb.

Un piloto Automático para tu Alquiler Vacacional

Consigue 30 días Gratis y acceso prioritario a nuestro channel manager vacacional desarrollado para pequeños anfitriones.
Usamos cookies para ofrecerte una experiencia personalizada y analizar nuestro rendimiento.    Más información
Privacidad